Call Center (55) 2 450 600

Rejuvenece tu rostro, Ritidectomía+Blefaroplastía

¡Compartir esta nota!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Ritidectomía es una técnica quirúrgica que tiene por objeto rejuvenecer el rostro colocando en el lugar correcto las estructuras de la cara que, debido al paso de los años, se han descolgado. Las mejillas se aplanan y los surcos de la cara se acentúan, las comisuras de la boca caen y la barbilla pierde definición.

También conocida como lifting facial, consiste en una intervención quirúrgica, donde se extrae grasa corporal sobrante, y la preafirmación de los músculos internos provocando así un aspecto mucho más joven.

Si se desea el lifting facial puede realizarse con otras cirugías como la cirugía de los parpados (Blefaroplastia), la cirugía de la nariz (Rinoplastia). La Blefaroplastia, que puede corregir los párpados superiores caídos y las bolsas hinchadas debajo de los ojos.

El procedimiento puede corregir también el deterioro de la visión causado por los pliegues caídos en los párpados superiores. Esta cirugía, reduce los efectos visibles del envejecimiento al mejorar el aspecto de los párpados caídos y la hinchazón debajo de los ojos.

Los mejores candidatos para una Ritidectomía

Los mejores candidatos son aquellas mujeres u hombres con un buen estado de salud en los que la piel ha empezado a descolgarse, pero esta sigue manteniendo un buen grado de elasticidad. Un Lifting le conseguirá devolverle un mejor aspecto y una apariencia más joven.

Durante una ridectomia los cirujanos separan la piel de la grasa y el músculo subyacente, la cual puede ser succionada del mentón y alrededores del cuello. Después aprieta el músculo y la membrana subyacente, hala la piel y remueve el exceso. Aseguran las capas de tejido y cierran las incisiones.

La Ritidectomía facial es la técnica para mejorar la flacidez de las mejillas y el cuello que se ha producido por los mismos motivos anteriores (edad, cambio de peso…). Se realizan incisiones por delante y por detrás de las orejas, resecando la piel sobrante y devolviendo a su sitio los músculos y el tejido celular subcutáneo.

El resultado es una cicatriz que apenas se ve, puesto que se localiza en las regiones preauricular (por delante de la oreja) y post-auricular (por detrás de la oreja).

Antes de someterse a una cirugía es importante informarse por lo que les invitamos a inscribirse en nuestra Orientación Gratuita Cirugía Plástica.

Puedes solicitarla en:

Orientación Plástica Gratuita

💻presupuestos@clinicacumbres.cl
☎️55 2 450500.