Call Center (55) 2 450 600

Los embarazos de gemelos o mellizos son siempre algo especial

¡Compartir esta nota!
  • 290
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    290
    Shares

Los mellizos se derivan de dos fecundaciones simultáneas pero independientes, es decir, ocurren cuando dos espermatozoides fecundan al mismo tiempo dos óvulos diferentes. Y los gemelos nacen de la fecundación de un solo óvulo que se divide en el transcurso de diez días en dos embriones. Son hermanos mucho más parecidos, incluso se les puede llegar a confundir, pues tienen factores hereditarios idénticos y el mismo sexo.

Un embarazo de más de un bebé supone un gran esfuerzo para nuestro cuerpo, y en la mayoría de ocasiones requiere más reposo que un embarazo de uno.No hay que dejarse intimidar por el concepto de que un embarazo múltiple se suele considerar como de riesgo. Solo se debe estar atento, realizando una previsión y vigilancia desde el primer momento.

Como todo embarazo puede presentar síntomas propios de la gestación, que pueden acentuarse al presentar un embarazo múltiple, como: vómitos, acidez, problemas digestivos, escozor en nuestro abdomen, presencia de estrias, edemas, várices, problemas para reposar y/o conciliar el sueño, ya que poco a poco crece más nuestro útero con nuestros retoños. Pero todos estos síntomas son bien tratados por nuestro ginecólogo.

Para que todo transcurra bien para Usted y para los fetos, debe tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Tome agua: 2 a 3 litros diarios
  • Descanse ya que soporta un gran peso corporal
  • Cuide su alimentación: es importante mantener una dieta equilibrada con mucha fruta, verdura, cereales integrales y productos lácteos. Aunque lleves una dieta equilibrada, en los embarazos gemelares o de mellizos se producen con frecuencia estados carenciales. De ahí que muchos médicos recomienden determinados suplementos de forma preventiva.
  • Evite los grandes esfuerzos y el estrés, ante el peligro de contracciones prematuras. Descanse especialmente a partir del séptimo mes, ya que a partir de la 24ª semana de embarazo los dos fetos empiezan a tener cada vez menos espacio en el útero materno, con lo que aumenta el peligro de un parto prematuro.

Entre las semanas 26ª y 28ª los gemelos pesan juntos unos tres kilogramos, aproximadamente el peso de un bebé cuando llega el momento del parto. La tensión en el útero crece, lo que puede provocar contracciones prematuras.

Por esa razón, son especialmente importantes los controles con tu médico tratante.

No hay queagobiarse por todas las cosas que se tienen que preparar en un embarazo múltiple, ya que lo que necesitan en realidad los bebés no se compran en las tiendas;basta con que sus padres estén pendientes de ellos las 24 horas del día. Por eso se debe prestar atención siempre a las sensaciones que tiene la madre, para descubrir lo que puede exigirse.