Call Center (55) 2 450 600

Cuidado de la madre después del parto

¡Compartir esta nota!
  • 290
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    290
    Shares

¿Cómo acelerar la recuperación después del parto?
Los primeros días en casa que pasarás dedicada a conocer a tu bebé recién nacido serán felices y emocionantes, pero también agotadores. Acostumbrarse a una rutina completamente nueva y despertar a las pocas horas para alimentar a tu bebé deja poco tiempo para el descanso y la recuperación. Sin embargo, el cuidado de ti misma es importante. Acabas de terminar una inmensa tarea que ha hecho mella en tu cuerpo, así que asegúrate de obtener el apoyo que necesitas en estos primeros días.
Consigue que te ayuden con tu bebé recién nacido

Con el fin de descansar un poco después del parto, no tengas temor de pedir a tu pareja, amigas y vecinas que te den una mano cuando sea posible. Aquí hay algunos aspectos en los que otras personas pueden proporcionar ayuda a la mamá después del parto:

  • Prepara una lista de la compra de alimentos y refrigerios saludables y pide que otra persona realice la compra.
  • Pídele a alguien que cocine algunas comidas que se puedan congelar en porciones individuales y se puedan calentar para una comida rápida con el fin que no tengas que cocinar.
  • Haz que tus amigas se turnen para cuidar a tu bebé durante un par de horas de modo que puedas disfrutar de un poco de sueño sin interrupciones o de una ducha o algo de tiempo libre para ti misma.
  • Pídele a alguien que venga a limpiar la casa una vez por semana. Eso puede hacer maravillas para tu estado de ánimo.
  • No te sientas culpable por la cancelación de las obligaciones sociales que puedas tener. Tu recuperación es más importante, y la mayoría de la gente comprende que tu tiempo es más limitado.

Cuidado postnatal del cuerpo de la madre

Atención postnatal después de dar a luz

Tu cuerpo ha hecho un trabajo maravilloso y ahora tiene una gran tarea de sanación y recuperación que realizar. Por lo tanto, ya sea que hayas tenido un parto natural o una cesárea, en las próximas 6 a 12 semanas debes cuidar bien de ti misma. Las primeras 6 semanas después del parto es el período postnatal, en el cual tu cuerpo va a tener que trabajar duro para volver a ser como era antes del embarazo. Las siguientes son algunas preguntas comunes que tienen las madres después del parto.

¿Por qué ocurren los dolores después del parto y cuánto tiempo duran?

Los dolores después del parto son causados por los músculos al contraer tu útero, lo que ayuda a detener el sangrado de tu útero. La contracción de estos músculos también ayuda a retrotraer tu útero de nuevo dentro de tu pelvis. Algunas mujeres han descrito estos dolores después del parto como tan severos como las contracciones para dar a luz.

El lapso de tiempo que vas a experimentar dolores después del parto es algo muy particular de cada mujer, pero por lo general habrán disminuido significativamente después de una semana. Sin embargo, un dolor constante en tu útero que lo hace muy sensible al tacto necesita del examen de tu ginecólogo o matrona.

El sangrado después del parto

La pérdida de sangre vaginal es normal después de haber tenido un bebé, ya sea por parto vaginal o cesárea. Es importante controlar el sangrado después del parto. Aunque cada mujer es diferente, el sangrado debería ser menor cada día, cambiando poco a poco a color café o marrón (al igual que al final de un período menstrual).

Si comienzas a sangrar mucho, si botas un gran coágulo de sangre y el sangrado se vuelve pesado, o piensas que tu sangrado tiene un olor inusual, deberás acudir al hospital o a tu médico. El sangrado generalmente se termina a las 6 semanas, pero algunas mujeres dicen haber sangrado hasta por 12 semanas. De hecho, tu útero puede tardar hasta 12 semanas en retrotraerse de nuevo dentro de la pelvis.

Cuidado de los puntos de sutura después de dar a luz

Si tienes puntos de sutura en el perineo, requieren de una atención cuidadosa. Por lo general, los puntos de sutura se disolverán solos, lo que toma aproximadamente 2 semanas. Cambia tu toalla sanitaria con regularidad y limpia la zona con agua cada vez que cambies tu toalla higiénica y después de usar el inodoro. Si tomas un baño o una ducha, usa sólo agua. Evita el uso de gel de ducha o cualquier producto de baño en la zona, ya que pueden causar que los puntos de sutura se disuelvan antes de tiempo. Usa un espejo y revisa tus puntos todos los días para asegurarte que no se infecten. Si tienes alguna preocupación acerca de los puntos de sutura, pide que los examine tu ginecólogo.

Si has tenido una cesárea, limpia la herida por lo menos dos veces al día, solo con agua. Comprueba tú misma con regularidad que no haya infección, utilizando un espejo. Acude a que tu médico la examine si observas algo extraño o sientes que no está sanando como debiera (por ejemplo, si comienza a separarse en algún momento, está muy caliente al tacto o hay enrojecimiento encendido alrededor de la herida).

El cansancio y el dolor postnatal

Es normal que te sientas cansada y adolorida después de dar a luz. Después de todo, dar a luz utiliza todos los músculos de tu cuerpo. Después del nacimiento, los niveles hormonales comienzan a disminuir, haciendo que los ligamentos que estaban relajados cuando estabas embarazada se contraigan de nuevo, haciendo que se sientan rígidos. También puedes haber estado en labor de parto por un par de días, y por lo tanto te falta sueño. El mejor consejo es dormir cuando el bebé duerme, para que obtengas el descanso que tanto necesitas.