Call Center (55) 2 450 600

Comuniquémonos con nuestro bebé: Estimulación prenatal

¡Compartir esta nota!
  • 290
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    290
    Shares

La relación que construyes con tu hijo o hija se origina desde antes de nacer: los controles médicos de la madre, las conversaciones con familiares y amistades acerca del tema, la búsqueda de un nombre para darle, los cambios en tu casa para recibir un nuevo integrante de la familia, todo eso hace que ese nuevo ser exista en nuestras vidas desde antes de conocerle.

Sabemos de las neurociencias que hay periodos claves para el desarrollo humano. Como se observa en la figura a continuación, los períodos sensibles para la mayor parte de las habilidades esenciales para el aprendizaje y desarrollo del niño (a) se encuentran concentrados desde la gestación hasta los primeros 4 años de vida. De esta manera, las acciones de estimulación en este período adquieren un rol esencial tanto en la promoción del desarrollo normal de tu hijo o hija.

El bebé se puede estimular aunque esté dentro del útero. Es muy simple, basta con hacerse el espacio para comunicarse con él o ella. Desde el comienzo de la gestación, toda la familia puede relacionarse con el niño o niña que está por nacer. Acciones simples crearán un vínculo con el bebé desde antes de su nacimiento. Para ello basta con:

HABLARLE:
Alrededor de la semana 16 de gestación tu guagua ya puede escuchar. Es bueno hablarle para que vaya reconociendo las voces. Se le puede contar cuentos o simplemente tocar el vientre para demostrarle cariño. Es por ello que resulta una experiencia enriquecedora para toda la familia leerle a quien va a nacer. Ello estrechará la relación con su madre y con el resto de su familia, reconociendo voces, melodías, cariños y estímulos.
También, si estás leyendo algo para ti, un libro, un diario o una revista, puedes leerle eso en voz alta. Esa relación le quedará marcada desde antes de nacer y tu relación y la de toda tu familia será indudablemente más estrecha.

SENTIR SUS PATADITAS:
Cuando la mujer ya perciba los movimientos de la guagua dentro de su vientre, podrá compartir esas sensaciones con el resto de la familia. Al poner las manos en el vientre de la mujer, se podrá observar y sentir cómo se mueve y, con suerte, sentir incluso una patadita.

CANTARLE O PONERLE MÚSICA SUAVE:
Se puede poner música cerca del vientre para estimular la audición del bebé, música suave y a un volumen moderado, hay música especialmente diseñada para este tipo de estimulación, ¡anímate y utilízalas!