Call Center (55) 2 450 600

Causas de Incontinencia Urinaria

¡Compartir esta nota!
  • 290
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    290
    Shares

La incontinencia provoca la expulsión involuntaria de orina. Cuando una mujer padece de esta patología, no puede impedir que la orina salga en determinados momentos, lo que termina por afectar su calidad de vida.

Lo anterior, porque la mujer deja de ser capaz de controlar el esfínter ante el aumento de la presión que generan diferentes esfuerzos de la vida cotidiana como estornudar, toser, reír o hacer ejercicios.

Causas de la incontinencia

Es importante destacar que la incontinencia urinaria no es una patología sino un síntoma de alguna de varias enfermedades que la pueden estar originando.

Causas “naturales”

El embarazo

Durante los últimos meses del embarazo y en el parto existe mucha presión dentro del abdomen. Esto hace que algunas mujeres experimenten pérdidas de orina o heces. En la mayoría de los casos se trata de un problema temporal que se puede tratar de forma sencilla con ejercicios del suelo pélvico.

La menopausia

Los cambios hormonales que tienen lugar con la menopausia pueden contribuir a la incontinencia urinaria. Concretamente, estos restan elasticidad a la pared vesical y los músculos del bajo abdomen, que son los responsables de controlar la continencia. Muchas mujeres sufren problemas urinarios (normalmente reversibles) en esta etapa de su vida.

El envejecimiento

A medida que las personas cumplimos años, también lo hacen las células de nuestro cuerpo. Esto hace que los distintos sistemas que mantienen el organismo pierdan eficacia gradualmente. El envejecimiento natural afecta directamente a la vejiga y los esfínteres: con el paso del tiempo no funcionan igual de bien. Por eso las personas mayores tienen menor capacidad para sentir la necesidad de orinar, y esto a menudo desemboca en un problema de incontinencia urinaria.

Es más, el organismo produce una hormona que concentra la orina durante la noche y que hace que la vejiga se llene con mayor lentitud cuando dormimos. Después de los 50, se produce una menor cantidad de esta hormona tan útil. Esto hace que la vejiga se llene con mayor rapidez durante la noche, y en ocasiones puede generar una apremiante necesidad de orinar durante esas horas.

Causas patológicas

Enfermedades neurológicas y degenerativas

El sistema nervioso es quien controla la vejiga y los esfínteres musculares, de modo que una enfermedad neurológica puede provocar incontinencia urinaria.

Cirugía en la zona del bajo abdomen

Esto puede hacer que la vejiga se incline, provocando incontinencia urinaria o dañando los esfínteres. El riesgo de incontinencia urinaria aumenta cuando se han sufrido varias operaciones de este tipo.

Problemas ginecológicos

A veces las infecciones de la vulva y la vagina se producen al mismo tiempo que las del tracto urinario, y dan lugar a problemas de micción.

Desórdenes urológicos

En ocasiones los problemas de próstata se ven acompañados de una retención urinaria.

Infecciones del tracto urinario

Estas pueden provocar pérdidas de orina en las mujeres, sobre todo si ya padecen incontinencia urinaria.

Si crees que puedes padecer incontinencia de urgencia, es importante que acudas a la consulta adecuada. Como Clínica Cumbres del Norte te invitamos a realizar una Evaluación Kinésica gratuita realizado por nuestros profesionales del piso pélvico, puedes solicitar tu hora desde nuestro formulario web.

https://www.clinicacumbres.cl/evaluacion-kinesica-gratuita/

[TheChamp-GP-Comments]